Un Lugar común es una exploración de los procesos subjetivos de territorialización que se desarrollan en los márgenes y en las fronteras que marcan el límite y la división entre la Capital Federal y la Provincia de Buenos Aires, Argentina. Me interesa indagar la figura de margen como espacio de construcción social en la cual, a partir de acciones humanas, se da sentido a esa porción de tierra y se la convierte en territorio.

El trabajo aborda algunos temas que son centrales y se imponen como ineludibles al momento de realizar una exploración de estos territorios:

/el margen como zona de indefinición aparente donde surgen propuestas alternativas para la reconfiguración de estos paisajes. 

/los procesos subjetivos de territorialización.

/el andar y la percepción del entorno como ejercicio activo para esa reconfiguración.

/el juego como dispositivo que articula la producción con el recorrido.

/los mapas como estrategia narrativa de representación con objetivos específicos / y su contrapartida: el mapeo (como herramienta de disputa para la construcción de esos territorios).

/las imposiciones delimitatorias / político-cartográficas.

“Un lugar común” es producto de la búsqueda. Y el desarrollo de un juego. Es resultado del desarrollo de un dispositivo que sirvió para la producción fotográfica y la posterior documentación. Dispositivo que a su vez es resultado de la exploración del territorio, del andar y la deriva. Hablar del juego y del dispositivo, es hablar de un PROCESO. Es cierto que todo resultado, en cierto punto, en la conclusión de un proceso. Pero en este caso lo destaco porque el proceso en muchos momentos FUE EL TRABAJO EN SÍ MISMO.

Pero también es:

/la zona (los límites, las fronteras, los márgenes).
/el dispositivo (el dado, el azar) - El modo de producir.
/el andar, el errar

1/38


En 1987 le cortaban las manos al General Perón. Y el entonces Presidente, Raúl Alfonsín, deseaba "Felices Pascuas" desde el balcón de la Casa Rosada, mientras trataba de poner la casa en orden. A mi como tarea número 100 me encomendaron hablar de los l